PARQUE NACIONAL DE DOÑANA

 

- Figura de protección: Patrimonio de la Humanidad. Reserva de la Biosfera.

- Superficie: 50.720 hectáreas de Parque Nacional y 54.200 hectáreas de Parque Natural.

- Situación y emplazamiento: Sureste de la provincia de Huelva. Entre 0 y 10 metros de altitud media en el Parque Nacional y entre 0 y 80 metros en el Parque Natural.36 57' Lat. N. 6º 22' Long. W.


El ROCÍO DEL AMANECER Y EL AULLIDO DESESPERADO DEL VIENTO ACARICIANDO LA MARISMA HACEN RECORDAR ANTIGUAS LEYENDAS SOBRE LAGRIMAS Y SUSPIROS de Doña Ana, la duquesa de Medinasidonia, perdida en estas selvas del bajo Guadalquivir perfumadas por el tomillo y el romero, que desde entonces llevarían su nombre.

Doñana es un territorio conformado por más de 100.000 Has. de espacio protegido, está considerada como una de las áreas naturales más valiosas del continente europeo. Dentro de este conjunto territorial el Parque Nacional ocupa una extensión de 50.720 Has., a las que hay que añadir 2.040 Has. de zonas de protección. Estrechamente unido al Parque Nacional, con el que comparte ecosistemas, el Parque Natural de Doñana cubre una extensa región natural de algo más de 50.000 Has. Si bien es dificil definir los límites de Doñana no resulta tan complicado establecer su centro. Almonte, capital de Doñana, es el municipio que más término aporta al espacio protegido, casi un 60% así como los accesos terrestres y los más importantes y antiguos Centros de Recepción e Información para el visitante, así como el Centro Administrativo de gestión del Parque Natural y la Oficina del Parque Natural. Sus habitantes mantienen tradiciones relacionadas con los antiguos usos y aprovechamiento de Doñana.
Almonte, capital administrativa de un amplísimo término, es una villa onubense de 17.000  habitantes, donde sus blancas casas, un importante patrimonio monumental y bodegas que guardan generosos vinos, es la oferta que hoy encontrará el viajero. La hospitalidad de  sus gentes es otro tesoro a descubrir.

En Almonte y a 15 kms. se en cuentra la Aldea del Rocío, balcón de Doñana, Aldea Internacional del Caballo, donde cada Pentecostés se celebra la mayor y más famosa Romería hacia la Ermita donde espera la Virgen del Rocío, Patrona de Almonte. Son internacionalmente conocidas y admiradas sus calles de arena donde confluyen todos los caminos que llevan al Rocío por los que cada año llegan hasta la Aldea más de un millon de romeros.

Quince kilómetros más adelante encontramos la privilegiada Playa de Matalascañas, Bandera Azul de los mares limpios de Europa durante años consecutivos. Finas arenas y una amplia oferta hotelera, la mayor de la provincia, y de ocio la convierten en el destino de miles de veraneantes.

Los habitantes de Doñana han mantenido durante siglos una peculiar forma de vida, asociada a sus ecosistemas, que aún se refleja en tradiciones, especialmente las relacionadas con el caballo, como la «saca de las yeguas» de gran arraigo popular.

En este complejo universo administrativo, social y natural, la acción conjunta del hombre y la naturaleza, unido con su privilegiada situación geográfica entre dos continentes, su inaccesibilidad, sus condiciones climáticas... aparecen como factores determinantes para comprender la riqueza ecológica y humana de sus paisajes y su buen estado de conservación del patrimonio natural que han hecho posible que hoy podamos admirarlo.

Doñana es un entramado ecológico donde perviven unidades ambientales de gran diversidad donde pueden encontrarse pinares, dunas vivas y fósiles, playas, marismas, complejos lagunares, cotos, zonas de transición... que sustentan la vida de multitud de especies de fauna y vegetación.

Para comprender la importancia del Parque Nacional de Doñana basta con nombrar los galardones y denominaciones que le han sido concedidos por distintos organismos; «Zona del Convenio de Ramsar, de ex cepcional importancia para las aves», «Zona de especial protección para las aves (ZEPA)», la UNESCO le otorgó el titulo de Reserva de la Biosfera y ha sido galardonado con el Diploma del Consejo de Europa a la Gestión, aunque, sin duda es desde 1994, cuando se incluyó a Doñana dentro de la lista de lugares considerados «Patrimonio de la Humanidad» cuando alcanzó el hito más importante.

En 1989, se crea El Parque Natural, estrechamente unido al Parque Nacional y que cubre una extensa región natural de gran valor ecológico. Sus algo más de 50.000 Has. fragmentadas en cuatro sectores inconexos geográficamente hacen que este espacio protegido junto al Parque Na- cional afecte a una superficie cercana a las 300.000 Has. enriqueciendo así su diversidad.

Como valores naturales más sobresalientes de Doñana destacamos que constituye una importantísima zona de invernada, de paso y de cría para numerosas especies de aves, siendo para algunas de ellas, como en el caso del ánsar común, la principal área de invernada de todo el continente europeo. En las distintas estaciones pueden observarse en Doñana más de 300 especies diferentes de aves. Entre las aves que llegan a esta zona para reproducirse pueden citarse a la espátula, la garza imperial, la focha cornuda, la canastera, la avoceta, etc. por el gran número de ejemplares que concentran. Destacamos otras especies de gran interés dada la delicada situación en la que se encuentran sus poblaciones como la malvasía, la cerceta pardilla, el calamón o la gaviota picofina. Las marismas del Gualdalquivir -río que en una de sus orillas desemboca en las costas vírgenes de Almonte- deben a su privilegiada situación geográfica entre dos continentes, ser escogidas por las aves migratorias como lugar de invernada.

Son 33 las especies de mamíferos que pueblan Doñana. El gamo, el ciervo, el meloncillo, la nu- tria, la jineta, el conejo...son algunos de ellos. Con forman la fauna de Doñana además 12 especies de peces y 18 de reptiles.

Si bien Doñana destaca por ser uno de los últimos reductos de importantes especies faunísticas en peligro de extinción: el lince ibérico y el águila imperial, tesoros naturales que han encontrado en Doñana un refugio seguro para su supervivencia. Estas dos especies encuentran además en la extensa zona del Parque Natural una potencial alternativa a los territorios situados en el interior del Parque Nacional.

Entre los ecosistemas que forman el variado mosaico ecológico y que hacen posible la variedad faunística de Doñana podemos diferenciar la playa, las dunas vivas, los cotos o arenas estabilizadas, la marisma y la zona de transición entre arenas y arcillas conocida localmente como la «vera».

El Atlántico arrastra las arenas hasta la playa, desde donde son transportadas por el viento hacia el interior, formando las dunas móviles. La legislación española permite el paseo a pie por toda la franja marítimo costera. Recomendamos este agradable paseo sin prisas por la costa, contemplando a la vez el mar y la imponente muralla de dunas. No olvidemos que el municipio de Almonte dispone de más de 40 km. de playas vírgenes.

Los «cotos» representan el paisaje más estable de Doñana y está constituido por un espeso matorral entre el que aparece, de forma aislada, zonas aisladas de alcornoques, madroño, sabina y acebuche. Entre los cotos, las dunas y la marisma se encuentra la «vera», uno de los biotopos más ricos y productivos de Doñana. En la vera, próximos al matorral, viven unos alcornoques de gran belleza e importancia biológica, pues son utilizados por colonias de aves para nidifican. Son conocidos como las «pajareras» y constituyen una imagen muy peculiar del Parque por su tamaño y vistosidad.

La marisma es el ecosistema que imprime mayor carácter a Doñana, destacando por su aparente ausencia de relieve y su acentuada estacionalidad ya que cambia bruscamente de aspecto según las estaciones del año. Es el hábitat de una gran parte de las aves que pueblan Doñana.

Mosaico de paisajes es también el Parque Natural donde se integran una gran variedad de ecosistemas, en los que sin duda el agua juega un papel predominante, marcando el carácter de cada uno de ellos y donde el hombre desde muy antiguo, ha sido uno de los protagonistas principales en su configuración actual, manteniendo aún hoy, proyecto de regeneración ecológica de gran envergadura. Es en el Parque Natural donde la especie predominante de la masa forestal es el pino piñonero, acompañado de un matorral de brezos, jaguarzos, lentiscos y zarzas.

Este Parque Natural presenta, además, importantes recursos de gran valor socioeconómico para la comarca, como los cultivos de regadío, la ganadería bovina y especialmente la caballar, las actividades cinegéticas y forestal, el marisqueo litoral... Algunos de sus productos han alcanzado merecida fama como es el caso de los vinos del Condado, con Denominación de Origen, en cuya producción destaca la elaboración de un espumoso «Raigal» en Almonte, el primero de Andalucía, realizado con uva autóctona. Los atractivos naturales y culturales de este espacio protegido son nu merosos y variados. Una serie de equipamientos de Uso Público permiten de forma controlada la presencia de visitantes, que encontrarán diferentes alternativas para el correcto y respetuoso disfrute de Doñana.

VISITA AL PARQUE DE DOÑANA

«El Acebuche». Cada estación en Doñana tiene sus propias peculiaridades, hasta el punto de que el visitante podrá conocer distintas "Doñanas" según el periodo del año en que programe su visita. Dentro del sistema de Uso Público deL  Parque Nacional de Doñana, el sector occidental (El Rocio-Matalascañas) es el más consolidado y el que mayores posibilidades ofrece para programar una completa visita. Este sector está compuesto de tres centros de visitantes;

- Centro de visitantes del Acebuche Tlfno; 959/448711.

El Acebuche es el centro principal de visitantes del Parque. Se trata de una zona de matorral y pinares donde se ubica un complejo lagunar que, tras su restauración, ha elevado considerablemente su status ecológico dentro de Doñana. Es además el punto de partida y llegada del itinerario por el interior del Parque.

Dotación;

- Punto de información.
- Sala de Audiovisuales (proyección continua del audiovisual "Para vosotros.. Doñana»)- - - - -     - - Exposición permanente sobre Doñana.
- Maqueta del Parque Nacional de Doñana.
- Senderos peatonales y observatorios de aves acuaticas.
- Tienda y bar.
- Punto de reservas para el itinerario por el interior del Parque.

- Centro de visitantes "La Rocina"
   Tlfno; 959/442340

La Rocina interpreta los valores esenciales de uno de los caudales hídricos más importantes que recibe la marisma; el Arroyo de la Rocina. Este Centro presenta importantes valores; su cercanía con el Rocio, el arroyo, su fauna y vegetación, su testimonio histórico...

Dotación;

- Punto de información.
- Exposiciones.
- Sala de audiovisuales.
- Senderos peatonales.

El palacio del Acebrón es una singular construcción donde se halla ubicada una exposición etnográfica sobre Doñana. En su entorno se encuentra uno de los últimos rincones en los que se puede apreciar el bosque de rivera, vegetación desaparecida en la mayor parte del territorio, y el charco del Acebrón, masa de agua producida por el ensanchamiento del Arroyo de la Rocina.

Dotación;

- Punto de información.
- Exposiciones.
- Senderos peatonales.

La visita al interior del Parque Nacional de Doñana constituye una actividad especial del sistema de Uso Público, y solo puede realizarse a través de los servicios de la Cooperativa "Marismas del Rocio", entidad privada a la que la Administración del Parque tiene otorgada la correspondiente concesión. Se trata de un interesantísimo recorrido en vehículos todo-terreno por los diferentes paisajes del Parque Nacional de Doñana. Para tener opción a él, se debe solicitar información sobre fechas, horarios y precios así como realizar la reserva previa en los teléfonos;
959/ 430432 y 430451.

En la zona del Parque Natural, donde el visitante puede recorrer con más libertad su amplia superficie, cabe destacar la duna del El Asperillo, el rosario de lagunas endorréicas de El Abalario y especialmente las grandes superficies de marisma transformada que engloba. Por tanto el régimen hídrico y el estado de sus aguas son de vital importancia en este Espacio Natural Protegido, siendo además paso obligado de la inmensa mayoría de los cauces que entrarán en el Parque Nacional de Doñana.

En definitiva, los atractivos naturales y culturales de este espacio son tan numerosos y variados como se pueda imaginar. Para su mayor aprovechamiento se dispone de una serie de equipamientos de Uso Público a los que el visitante puede acudir para conocer este Parque. Actualmente se pueden hacer diferentes recorridos autoguiados sobre pasarelas de madera en dos de los lugares más espectaculares del Parque como son la Duna del Asperillo "Pasarela Cuesta de Maneli" o el Complejo Palustre Rivetehilos, ambos con carteles informativos que le ayudarán a conocer e interpretar el paisaje sobre el que se asientan.

De todas formas, existen diferentes empresas en la Zona especializadas en este tipo de visitas por el Parque Natural y que sin duda le facilitarán un gran servicio para conocer este entorno;

flechaatras2.gif (1194 bytes)Volver a página índice