CABO DE GATA-NIJAR

Clima

La Aridez es el rasgo más significativo de este espacio natural incluido dentro del dominio climático Mediterráneo Subdesértico.

La elevada insolación media del área que oscila en torno a las 2.960 horas, el estar en posesión condensaciones.jpg (9201 bytes)del índice de precipitaciones más bajo de la Península (Faro del Cabo: 169 mm. y Mesa Roldán: 280 mm.) y la suavidad de su regimen térmico cuyas medías se sítuan entre los 15 y 22ºC, no soliendo descender nunca de 12 ºC, resultan determinantes de su adscripción a dicho dominio climático.

El reparto anual de precipitaciones queda restringido a una quincena de días ligados a períodos favorables (Otoño-Invierno), llegando, en ocasiones, a recogerse, en un solo día, más del 40% de la media anual. Este hecho, unido a la regularidad del regimen de vientos, con brisas (10-20 Km/hora) durante las 2/3 partes del año y un promedio mensual de 2-3 días de temporal (Poniente, Terral y Levante, de distinta relevancia según las zonas del parque) pone de manifiesto la dureza de la climatología local.

Especial repercusión ecológica poseen, al paliar en parte la característica indigencia pluviométrica, los elevados porcentajes de humedad relativa propios del espacio (media mensual: 72-76%). Así lo ponen de manifiesto las abundantes condensaciones ocultas -rocíos- y las usuales condensaciones de estratos bajos -nieblas y calimas- cuya frecuencia e intensidad resulta determinante para la subsistencia y adecuado desarrollo de la vida vegetal y animal autóctona.

 

Un origen volcánico

La sierra del Cabo constituye un excepcional ejemplo de macizo volcánico. Su construcción se produjo a lo largo de diferentespalmital.jpg (31938 bytes) períodos de emisión -cuatro- que tuvieron lugar durante la era Terciaria -Neógeno-, hace entre 12'6 y 7'9 millones de años aproximadamente.

Si bien los materiales resultantes de cada uno de los cuatro períodos de emisión son diferentes -incluso dentro del propio período- en función de la densidad, fluidez, viscosidad, contenido en gases, etc. de los magmas que los originaron, puede apuntarse que Andesitas y Dacitas, rocas volcánicas de similar composición mineralógica, constituyen en esencia el macizo. Entre las emisiones iniciales y las finales -calmas o períodos de inactividad volcánica-, se sucedieron avances y retrocesos del mar que dieron origen a la existencia de depósitos fosilíferos marinos. Depósitos que completan el espléndido edificio volcánico de esta sierra litoral.

La gama de materiales se diversifica en el entorno del macizo volcánico.Arenas, Limos, Gravas... y Conglomerados de origen Neógeno y Cuaternario predominan en el extremo inferior del Parque, en tanto que materiales Alpujárrides de diverso tipo -Filitas, Cuarcitas... y Yesos- lo hacen en la Serrata de Níjar.

Sobre la amplía gama de materiales mencionada se situan, por lo general, suelos esqueléticos sometidos a continuos procesos de erosión física y por tanto de escasísimo desarrollo.

 

TURISMO          FAUNA            MAR DE POSIDONIAS      ARTESANÍA

 

flechaatras2.gif (1194 bytes)Volver a página índice